CONSEJOS QUE NOS  HA ENVIADO  AIRBNB Y QUE NOS PARECEN INTERESANTES

Consejos de limpieza para prevenir la propagación del COVID-19

Te contamos todo lo que necesitas saber para mantener tu alojamiento como los chorros del oro: desinfección, artículos de aseo necesarios y mucho más.

Sabemos que muchos seguís hospedando, ya sea porque estáis ofreciendo estancias largas, recibiendo a viajeros locales o abriendo las puertas de vuestros hogares al personal sanitario que encabeza la lucha contra el coronavirus (COVID-19). Si ese es tu caso, es imprescindible que revises tu rutina de limpieza para asegurarte de que estás haciendo todo lo que está en tus manos para garantizar tu seguridad y la de tus huéspedes.

Para ayudarte, hemos recopilado una serie de pautas que se basan en los conocimientos y las recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

¿Por qué la limpieza es ahora más importante que nunca?

Aunque la limpieza siempre ha sido una de las grandes prioridades de los anfitriones y los huéspedes, ahora es más importante que nunca para intentar reducir la propagación de la enfermedad. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, una persona puede contraer el COVID-19 con solo tocar un objeto contaminado (como un pomo o un interruptor), y el virus puede vivir en determinadas superficies varias horas, e incluso días. Por ese motivo, es fundamental limpiar y desinfectar con frecuencia las superficies que se tocan a menudo, sobre todo entre reservas.

Nota: De acuerdo con los consejos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, recomendamos esperar 24 horas después de que termine una estancia para empezar a limpiar. Con el fin de extremar las precauciones, los anfitriones que participen en la iniciativa Open Homes deben dejar 72 horas entre una reserva y la siguiente, ya que el riesgo de exposición es mayor.

¿Qué diferencia hay entre desinfectar y limpiar?

Entender la diferencia entre limpieza y desinfección ayuda a prevenir la propagación de gérmenes. La limpieza es el acto de eliminar gérmenes, suciedad e impurezas (como cuando usas un estropajo con jabón para limpiar una encimera o un fogón visiblemente sucios). La desinfección consiste en utilizar productos químicos para matar a los gérmenes (por ejemplo, pulverizando una solución a base de lejía). Si primero limpias, y luego desinfectas, puedes reducir el riesgo de infección.

Sigue estas pautas de limpieza

Estas son algunas de las pautas que debes respetar cuando limpies tu espacio entre una estancia y la siguiente. Si tienes contratado a un profesional de la limpieza, pídele que utilice esta lista también.

  1. Ventila las habitaciones antes de limpiar. Deja que circule el aire durante al menos 20 minutos. Si es posible, ten todas las ventanas abiertas hasta que termines de limpiar.
  2. Lávate las manos a conciencia antes y después de limpiar. Usa agua y jabón y lávatelas durante al menos 20 segundos. Si no es posible, utiliza un desinfectante de manos con al menos un 60 % de alcohol. Más información sobre cómo lavarse bien las manos
  3. Cuando acabes de limpiar, desinfecta. Usa agua y detergente o jabón para eliminar la suciedad, la grasa, el polvo y los gérmenes. Una vez que la superficie en cuestión esté limpia, pulveriza desinfectante. Deja que haga efecto durante unos minutos y, a continuación, retíralo. Si no usas papel de cocina o paños desechables, lo mejor es que utilices un trapo nuevo para cada huésped.
  4. Utiliza el desinfectante adecuado.No hace falta que uses productos de limpieza difíciles de encontrar. Se cree que los desinfectantes domésticos más habituales registrados por el Organismo de Protección Ambiental de Estados Unidos y las soluciones de limpieza con lejía diluida o alcohol de al menos el 70 % son efectivos para eliminar el coronavirus. Presta especial atención a las superficies que se tocan a menudo, como los interruptores, los pomos de las puertas, los mandos a distancia y los grifos. (Al final de la página hemos incluido una lista completa de las superficies que debes desinfectar).
  5. No te olvides de los sofás, las alfombras, las cortinas y otras superficies suaves y porosas. Elimina con cuidado la suciedad visible y, a continuación, usa los productos adecuados para limpiar esas superficies. Si es posible, lávalos a maquina siguiendo las instrucciones del fabricante.
  6. Ponte guantes desechables para limpiar. No olvides tirarlos a la basura cuando termines y lávate las manos inmediatamente después de quitártelos.
  7. No reutilices los trapos de microfibra, las fregonas y las esponjas cuando vayas a limpiar el espacio para un nuevo huésped. Compra estos artículos en grandes cantidades para poder deshacerte de ellos entre una limpieza y la siguiente. Si prefieres usar productos reutilizables, lávalos a máquina a la máxima temperatura que soporte el material.
  8. Lava todos los artículos textiles para el hogar a la temperatura máxima recomendada por el fabricante. Entre ellos se incluyen las sábanas, las fundas protectoras de los colchones, las toallas de mano y ducha, los trapos de cocina y las mantas. Acuérdate de ponerte guantes para manipular la ropa sucia.
  9. Limpia y desinfecta los cestos y cubos de la ropa sucia.Si es posible, cúbrelos con un forro que sea desechable o que puedas meter en la lavadora.
  10. Vacía la aspiradora después de cada limpieza. Deberías limpiar con desinfectante la aspiradora y otros electrodomésticos, como el lavavajillas y la lavadora.
  11. Cuando repongas los productos de limpieza, comprueba la fecha de caducidad de todo lo que tengas.Y recuerda: nunca mezcles la lejía doméstica con amoniaco u otras soluciones que puedan liberar gases tóxicos cuya inhalación resulte peligrosa.

Cómo puedes contribuir a la protección de los huéspedes

Al igual que tú, muchos viajeros querrán tomar precauciones extra para reducir su riesgo de contagiarse. Puedes contribuir al distanciamiento social ofreciendo procesos de llegada y salida autónomas. Por ejemplo, instala una caja de seguridad para llaves o una cerradura inteligente con teclado, y acuérdate de añadir las instrucciones de llegada autónoma a tu anuncio. También puedes minimizar el contacto personal evitando hacer reparaciones rutinarias durante la estancia de tus huéspedes.

Para ayudar a los viajeros a cumplir las recomendaciones más estrictas en materia de limpieza e higiene, asegúrate de que tu espacio dispone de todos los servicios esenciales, y plantéate la posibilidad de añadir algunos artículos extra como, por ejemplo:

  • Desinfectante de manos antibacteriano
  • Guantes y trapos desechables
  • Jabón de manos
  • Toallas de papel
  • Pañuelos de papel
  • Papel higiénico

Asegúrate de disponer de muchas toallas y sábanas extra, sobre todo para aquellos huéspedes que vayan alojarse una temporada larga. Puedes animar a los viajeros a que limpien lo que ensucian dejando en el alojamiento desinfectantes y otros productos de limpieza. También puede ser una buena idea imprimir y compartir las pautas de limpieza que te hemos indicado más arriba. De este modo, si deciden limpiar el espacio o lavar la ropa de cama, podrán hacerlo cumpliendo las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Explica a los huéspedes cómo has mejorado tu rutina de limpieza

Los viajeros querrán saber qué medidas adicionales estás tomando para reducir la propagación de la enfermedad. Por eso, lo ideal es que indiques cómo has mejorado tu rutina de limpieza en la descripción de tu anuncio. Si lo haces, elige tus palabras con cuidado. Es perfectamente aceptable que digas que estás tomando precauciones especiales para desinfectar tu espacio debido al COVID-19, pero no puedes hacer afirmaciones sin fundamento, como que tu alojamiento está «libre de coronavirus».

*Este contenido se basa en información publicada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Estos Centros no avalan este contenido ni a Airbnb. Airbnb no ofrece ninguna garantía, implícita o explícita, sobre la integridad, exactitud, fiabilidad, idoneidad o disponibilidad de este para ningún fin. En consecuencia, la confianza que deposites en esta información queda estrictamente sujeta a tu propio criterio.

Lista de comprobación de los elementos que debes limpiar y desinfectar

General:

  • Pomos
  • Interruptores
  • Mandos a distancia
  • Mesas
  • Cadenas de ventiladores y lámparas
  • Alféizares y manillas de las ventanas
  • Termostatos
  • Llaves
  • Secadores
  • Barandillas
  • Tablas de planchar y planchas
  • Cubos de la basura y de reciclaje

Cocina:

  • Fregaderos
  • Pomos y tiradores de los armarios
  • Electrodomésticos: horno, tostadora, olla a presión, cafetera, etc.
  • Condimentos: aceite, salero y pimentero, especias y recipientes de uso habitual, etc.
  • Menaje que no se pueda meter en el lavavajillas: boles de cerámica, utensilios de plástico para los niños, etc.
  • Sillas de respaldo rígido

Baño:

  • Lavabos
  • Retretes
  • Mandos de los grifos
  • Duchas y bañeras
  • Cortinas de ducha y mamparas
  • Champú, acondicionador, gel y dispensadores de jabón

Dormitorio

  • Perchas y rejillas portaequipajes
  • Mesillas de noche
  • Lavabos
  • Grifos

Electrodomésticos de limpieza:

  • Lavavajillas
  • Aspiradoras
  • Lavadoras y secadoras

Artículos infantiles:

  • Juguetes
  • Cunas y parques portátiles
  • Tronas

Otros servicios:

  • Bicicletas
  • Tablas de surf
  • Juegos
  • Libros